Inicio Opinión

Opinión

    desarrollista

    El gen desarrollista en mi familia

    A los 17 años decidí levantar las banderas de mi abuelo y mi papá. Un gen desarrollista me impulsa a seguir su camino
    Grieta

    Termina la década de la grieta

    Alberto Fernández tiene la oportunidad de iniciar un ciclo político de mayor diálogo y consenso que siente las bases para el desarrollo
    Minería

    La minería a cielo abierto: un negocio millonario con un alto riesgo ambiental

    La sociedad mendocina reaccionó contra la ley que autorizaba la minería a cielo abierto. Los defensores sostienen que generará 55.000 puestos de trabajo
    Ahorro

    El ahorro, la inversión y las expectativas

    La tasa de ahorro cayó con fuerza en la última década, lo que es un freno para el desarrollo. Alberto Fernández deberá generar expectativas para revertir esta tendencia
    Turismo

    El turismo, un generador de desarrollo local sostenible

    El sector turístico es uno de los que mayor impacto tiene en el PIB y el empleo de algunos países. Argentina, entre ellos
    Kubistchek

    Juscelino Kubitschek, el padre del desarrollismo en Brasil

    Durante su mandato aplicó políticas desarrollistas e industrializó el país. Es considerado uno de los mejores presidente de la historia de Brasil.
    Macri

    La reacción tardía de Macri

    Hubo un cambio de actitud de Macri, pero no alcanzó para llegar al balotaje. Ahora se verá si se puede mantener como jefe de la oposición
    Descapitalización

    Debatir lo importante: la descapitalización argentina

    Es absurda la idea de que el ajuste ya está hecho y la economía está lista para crecer. El país se debe un debate serio sobre cómo recomponer la inversión
    Fernández

    Un lindo día

    Para cerrar la grieta, Alberto Fernández deberá agregar al peronismo algo de Kubistech, una pizca de Frondizi, mucho de Alfonsín y sostener un ramo de rosas socialistas
    Macri

    La mejor derrota de Macri

    Como Santiago, el pescador de El viejo y el mar, Macri peleó hasta el final aunque sabía que tenía la derrota asegurada. No fue en vano: retuvo una cuota importante de poder y es el dirigente no peronista más popular de Argentina