Contradocumento sobre la publicación de Mario Morando

*)Por Roberto Domingo.

Plan de estabilización financiera-plan de desarrollo: Las crisis financieras son en Argentina, un reflejo de la crisis del subdesarrollo. El déficit, la inflación, la devaluación, las altas tasas de interés incompatibles con la producción, la imposibilidad de acceso al crédito, la pobreza el desempleo, las pujas salariales, son manifestaciones, expresiones de un fenómeno mas complejo y estructural. Una plan es estabilización financiera sin un plan de desarrollo que lo articule no tiene absolutamente ninguna chance. Los hechos facticos e históricos de todos los programas de estabilización: las “concertaciones, acuerdos de precios pactos sociales” tienen un destino de fracaso. Pretender un plan de estabilización sin un plan de desarrollo que modifique la raíz del sistema productivo es desconocer las causas de los desajustes de la economía Argentina. En la raíz de los hechos monetarios están los fenómenos productivos. Rogelio Frigerio enseñaba (8/5/1980 “Que paso con los bancos”): el edificio financiero se derrumba si lo hace su base: la producción. Debemos, para desbaratar la crítica recordar en que condiciones recibió el gobierno Frondizi: se habían agotado los recursos acumulados durante la segunda guerra, se había terminado el modelo de industrialización liviano no integrado, por falta de estimulo a la industria base, exceso de gasto y deuda dejaba muy bajo margen de acción. La Revolucion Libertadora agravo aplicando una política de corte liberal al actuar sobre las manifestaciones de los fenómenos monetarios de la crisis para contener sus efectos, particularmente la inflación y aumentar la deuda para financiarse.

El gobierno desarrollista tomo la economía en “un pozo” como adjetiva Frigerio en el libro “cuando fuimos gobierno”, y logra en tres años un aumento de inversión en equipos del 91.50%. El plan financiero fue coherente con el sinceramiento de las variables y a decir verdad un plan de desarrollo impuesto con ritmo y prioridades bien definidas trae mas que estabilización desequilibrio, que se pone con la estabilización a niveles mas bajos de vida y consumo.

En resumen, quienes pretenden estabilidad como paso previo a lanzarse al desarrollo son falsos desarrollistas porque justamente esa estabilidad es efímera por nuestra condición de país subdesarrollado. Efectivamente en 1959 la inflación – reflejada en los índices de precios- creció, pero debido al sinceramiento de precios, tarifas, salarios y tipo de cambio, pero como contrapartida al atacarla con un plan de desarrollo integral, en su verdadera causa, en 1960 bajo al 27.5% anual y en 1961 al 13.7% anual

Toda medida importante debe ser aprobada por el congreso: una conclusión a la que arriba el economista Morando cuando trata la política petrolera, la batalla del petróleo.

La única razón de optar por la contratación directa fue la urgencia. El país perdia recursos importando petróleo y lo mas importante no desplegaba sus potencialidades.

Se promovió el debate nacional, no ais la puesta a consideración del tema a un congreso que no entendía la problemática, preso de dogmas.

Años después del éxito incuestionable y rotundo de aquella política del gobierno de Frondizi, se forma una comisión investigadora al solo efecto de acusar a los protagonistas de aquella: Frondizi, Frigerio y Sabato. Uno de los puntos neurálgicos de esa comisión investigadora, era estableces si existieron transgresiones morales y/o legales-irregularidades técnicas-económicas en la tramitación de los contratos.

Hay una realidad histórica, cuando Yrigoyen pretendio nacionalizar el petróleo, lo derrocaron. Cuando Perón pretendio firmar contratos con la California le sucedió lo mismo. La estrategia de Frondizi fue entonces en caso de que se repitiera el suceso (ocurrio), los pozos y el autoabastecimiento fueran una realidad concreta, en beneficio de la nación.

Los contratos fueron legales un 100%, fueron suscriptos por funcionarios de YPF nombrados con acuerdo del Senado, y con atribuciones para hacerlo, su resultado fue el autoabastecimiento del insumo critico petróleo.

Proteccionismo a ultranza: debe protegerse toda industria local que procese materia prima que se pueda producir. El resultado de esta política es pagar salarios industriales a obreros y trabajadores argentinos, la importacion de productos industrializados significa pagar salarios, seguros, fletes, tecnología de obreros foráneos. El sinceramiento de las variables hace referencia a la determinación de los verdaderos costos de producción o prestación de un servicio. No proteger implica ocmpetir externamente con economías integradas, lo cual implica perder esa competencia frente a competidores en mejores condiciones.

Sobre inversión: ya fue acusado antes el gobierno de Frondizi de sobreinversión. Esto es un verdadero disparate. La inversión es el secreto del desarrollo. No puede hablarse de tasa de sobre inversión cuando los capitales los ponen otros (inversión extranjera), y por lo tanto no debe someterse al pueblo a sacrificios hoy para invertir y ahorrar y por los tanto acumular capital. La inversión genera trabajo, el trabajo salario, el salario consumo y bienestar.

Si bien es lógico filtrar cualitativamente la inversión, no es un país Argentina caracterizado por abundancia de capital-factor antes bien critico, por lo que no existe la sobre inversión, la única que debe bloquearse mediante instrumentos idóneos , impuestos o aranceles son la que no le interesa al desarrollo que se produzcan.

Un último párrafo sobre el cambio de los tiempos: que actualmente no existan el deterioro de los términos de intercambio no es correcto. Disentimos con esta afirmación, para nosotros esta plenamente vigente y es uno de los problemas a resolver con la industrialización a ritmo veloz.


domingo

Roberto Domingo

Referente desarrollista de la Provincia de Entre Ríos

Comentá

Comentarios