El turismo y la industria forestal, las claves para el desarrollo de Corrientes

La falta de capitales y la baja calidad burocrática son los principales problemas de la provincia, según el diputado Fabio Quetglas

Corrientes

Leandro Gutnisky, Carlos Vignolo y Fabio Quetglas, en la charla sobre los desafíos para el potencial de Corrientes

Madera y turismo: esa es la fórmula para el desarrollo de Corrientes, según el titular del Plan Belgrano, Carlos Vignolo. Así lo planteó esta semana en la segunda charla de El Potencial Argentino, en la que disertó junto al diputado nacional y experto en desarrollo local Fabio Quetglas sobre los desafíos para el desarrollo de esta provincia. “Es la provincia más forestada del país, pero necesitamos agregarle valor a la producción”, argumentó Vignolo y destacó que Corrientes tiene una oportunidad para desarrollar el turismo premium en el nuevo Parque Nacional del Iberá. Frente al optimismo de Vignolo, Quetglas subrayó las limitaciones que, entiende, obstruyen el desarrollo de la provincia, como un marcado proceso de descapitalización, una burocracia estatal de baja calidad y una conflictiva relación entre el sector público y el privado.

El parque Iberá es la nueva joya de Corrientes y representa una esperanza para el desarrollo del turismo. Las expectativas son altas, pero hoy apenas el 2,4% de los 1,4 millones de turistas que viajan al año a la provincia visitan el parque, señaló el contador Leandro Gutnisky, miembro de Visión Desarrollista, que presentó un diagnóstico de la provincia en el evento, que se realizó el martes en la Casa de Corrientes en Buenos Aires. “El turismo del Iberá no es masivo. No tiene que medirse en cantidad, sino por los recursos que dejan los visitantes. Apunta a un turismo de alto target”, observó Vignolo.

El plan de desarrollo del parque tiene como objetivo fortalecer el desarrollo local, apuntó el titular del Plan Belgrano. “Se logró poner en valor lo cultural y lo natural. Tiene impacto sobre más de 20 municipios, que son los más pobres de la provincia y que reciben beneficios directos o indirectos del ecoturismo”, completó Vignolo. El sector genera  3.500 empleos, un 4,7% del total de los puestos de trabajo de la provincia, señaló Gutnisky. En el panel también participó como moderadora Luciana Tassano, abogada y parte del equipo de Visión Desarrollista.

Vignolo, que fue intendente de Corrientes entre 2005 y 2009, destacó un segundo proyecto turístico de envergadura en la provincia: “Se formó una mesa de trabajo para el desarrollo costero de la ciudad de Corrientes, el proyecto Agua Brillante. Es un proyecto inmobiliario, turístico y cultural que busca recuperar la relación de la ciudad con el río”. Esta iniciativa movilizará 560 millones de dólares, una inversión equivalente a la del segundo puente que se realizará en la ciudad, según Vignolo. Está previsto que el nuevo enlace entre Corrientes y Resistencia se licite en agosto.

Una apuesta por las pasteras

La forestación es el otro sector estrella de la provincia. La madera producida en Corrientes se utiliza, sin embargo, para fabricar productos de bajo valor, como tablas o pallets, apuntó Quetglas. “Aunque somos la provincia más forestada, no estamos entre los principales productores de pasta celulósica. De la mano de las pasteras, sin dudas puede venir un desarrollo importante”, defendió Vignolo.

La instalación de pasteras genera controversia, en especial tras el conflicto que provocó la puesta en macha de Botnia, en Uruguay. “Se está trabajando para revertir una cuestión cultural: la idea de que las pasteras son malas”, anunció el exintendente. Quetglas apoyó a Vignolo y rechazó la antinomia entre desarrollo y cuidado del ambiente. “Existe una correlación entre los países más desarrollados y los países que más cuidan el ambiente. No solo desarrollo y preservación del ambiente no son conceptos antitéticos, sino que en el subdesarrollo no se puede preservar el ambiente”, apuntó el diputado.

“Se conformó una Mesa de la Madera, que es encabezada por el presidente de la nación. Macri considera a la forestación como un sector prioritario”, enfatizó el titular del Plan Belgrano. Esta mesa tiene como objetivo fomentar el diálogo entre los actores públicos y privados de la provincia y la nación para mejorar la competitividad y aumentar la producción y el empleo del sector.

El turismo y la forestación ilustran, según Quetglas, el desafío que impone la innovación para la planificación de largo plazo del desarrollo. “Si hace 20 años hubiéramos hecho una mensa, se habrían sentado arroceros y ganaderos, pero nadie del sector turístico. Y hoy es un sector clave”, ilustró.

Corrientes

La segunda charla de ‘El Potencial Argentino’, en la Casa de Corrientes en Buenos Aires

Corrientes, potencia arrocera

La provincia representa el 1,1% de la economía nacional y el 21% del Noreste (NEA). Su Producto Bruto Geográfico (PBG) equivale a la mitad del de Misiones y es un poco menor que el de Chaco. Es una región débilmente exportadora, solo explica el 0,3% de las ventas argentinas al exterior. El 46,6% de las exportaciones correntinas son de arroz. La provincia concentra el 43,6% de la producción arrocera del país. En 2010, Corrientes realizó un programa de reconversión del sistema de riego, explicó Vignolo. Hasta esa fecha apenas el 9% de la superficie destinada al cultivo de arroz utilizaba sistemas eléctricos; hoy es el 70%. Antes, el uso de combustibles para impulsar el riego encarecía la producción y restaba competitividad al sector.

La forestación es el segundo sector más exportador y concentra el 14% de las ventas al exterior, la citricultura el 12,8% y la producción yerbatera el 5,6%. Corrientes es, además, la primera productora de bovinos del NEA y la tercera a nivel nacional. “La industria frigorífica, sin embargo, ha tenido enormes inconvenientes para desarrollarse”, apuntó Vignolo.

Corrientes es una provincia con un alto peso del sector primario. Esto se ve en la estructura del mercado laboral: la agricultura, la ganadería y la pesca concentran el 16% de los trabajadores privados, casi tres veces más que el promedio del país, según datos de 2016 del Ministerio de Trabajo de la Nación. La pobreza alcanza en la provincia el 40%, por encima la tasa media del NEA (34%) y el país (29%).

“Una versión exagerada de la Argentina”

La desocupación, sin embargo, es sensiblemente más baja que a nivel nacional. Como contrapartida, el empleo público es muy superior: el 42% de los trabajadores correntinos son empleados del Estado; el promedio nacional es del 26%. “El sector público ha sido usado como un refugio en la lucha contra el desempleo”, apuntó Quetglas y señaló que esto provoca una baja calidad burocrática y atenta contra el desarrollo.

“Corrientes es una versión exagerada de la Argentina. Como el resto del país, vive una descapitalización en la infraestructura, en equipos de producción y en capital humano. Y eso es un problema político porque la solución es capitalizarse y eso significa consumir menos. Y en Argentina hay una forma de construir consenso por medio del consumo”, explicó. Otra limitación, indicó, es la mala articulación público-privada. “Hay una cultura en América Latina, en Argentina y en Corrientes en la que el sector privado desde que se sienta con el Estado está pensando qué ventaja puede obtener. Hay una relación predatoria”. Vignolo coincidió, pero matizó: “El diálogo como instrumento de desarrollo es el mejor mensaje a plantear”.

El reverso de la moneda es la situación de las cuentas públicas provinciales. “El gobierno de [Ricardo] Colombi superó una restricción histórica, que era el déficit fiscal”, apuntó Queglas. Corrientes es una de las provincias con menor nivel de endeudamiento y tiene una presión fiscal más baja que el promedio nacional.

Un segundo punto a favor es el contexto político. “Está pasando algo importante, que es el alineamiento entre el gobierno nacional y el provincial. Están alineados con la visión, que es lo más importante, no tanto el color político. Hay una deuda histórica con la provincia, que viene de años en los que no se hicieron rutas porque había una hipótesis de conflicto con Brasil y hay una decisión de saldarla”, aseguró Quetglas.

Corrientes

Sebastián Ibarra, Juan Maldonado, Carlos Vignolo, Horacio Pereira, Luciana Tassano y Leandro Gutnisky

Comentá

Comentarios