El análisis historiografico y las leyes de la historia

“Asumir la historia tal como es constituye una obligación para la ciencia y la política. Las buenas y malas decisiones concurrieron a conformar la nación que somos; y proponer los cambios que conduzcan a afirmarla está muy lejos de negarla.”
Rogelio Frigerio. SÍNTESIS de la historia CRITICA de la ECONOMÍA argentina

Hay quienes creen que se puede edificar un futuro sin resolver y aprender de los hechos históricos. Son aquellos que están condenados a repetir los mismos errores una y otra vez. Indefectiblemente somos nuestra propia historia. Obviamente no podemos vivir atados al pasado, pero mucho menos podemos seguir adelante dejando abiertas heridas, conflictos y contradicciones permanentemente. Todo hecho tiene una consecuencia nos guste o no y el planteo metodológico desarrollista apunta justamente a resolver esas cuestiones mediante la síntesis de los opuestos que promueve la dialéctica.análisis historiografico

Desde esta óptica, el desenvolvimiento histórico de la sociedad es un proceso sujeto a leyes y subordinado a cierta necesidad histórica que no depende de la voluntad ni la conciencia de los hombres. Es cierto que un acontecimiento histórico puntual no puede volver a repetirse: No puede haber otro Frondizi u otra Revolución De Mayo, pero si podemos distinguir rasgos comunes, repetidos,  que nos permitan establecer estas “leyes” y así  poder  dilucidar estas contradicciones y particulares situaciones. Hablo de leyes que no son las de la naturaleza donde impera el más fuerte (darwinismo social), que el individualismo exacerbado pretende imponer a las sociedades modernas. Son leyes que parten de la esencia política del hombre, de su naturaleza gregaria, que lo define inevitablemente a vivir en un contexto de conflicto y contradicciones, que se expresa mejor que nada en la necesidad intima que tiene del “otro”, tan cercano y desconocido a la vez , para poder realizarse en la vida. (análisis historiografico)

Como un ADN, en nuestra historia están escritas estas leyes revelando nuestra propia identidad de Nación y pueblo.  Por eso lo imperioso de revelarlas y redescubrirlas para reorientar el rumbo de la sociedad a su destino. Tal el patriótico fundamento del método. La  dialéctica hegeliana marxista fue la teoría el instrumento, y el campo de estudio fue entonces la historiografía nacional como dinámica donde se revela en sus laberintos la propia esencia de nuestro Nación Argentina.

“Con este método, podemos definir, en pocas palabras, la tendencia general, la ley que rige la evolución de nuestra comunidad nacional. Ella nos muestra -por debajo de las luchas más enconadas- una tendencia hacia la síntesis, hacia la unidad nacional. Pero no una unidad nacional formal, constituida por la simple suma de las regiones geográficas, sino una unidad constituida por todos los factores de la nacionalidad: políticos, espirituales, sociales, económicos, integrados armónicamente”
 Arturo Frondizi - El Movimiento Nacional.
“El integracionismo concibe la historia argentina como un proceso en el que cada época suma elementos a la formación de la nacionalidad. A través de las generaciones se va forjando la unidad y la cohesión de los argentino, porque sólo de esa manera puede alcanzarse una autentica independencia nacional.”
Marcos Merchensky- Las Corrientes Ideológicas.

 

El problema de la objetividad histórica. (análisis historiografico)

“Ambas (liberalismo y revisionismo) cayeron en lo que un historiador inglés llamó “interpretación demoniaca de la historia”; ella se constituiría de ‘buenos” y “malos”. Más que análisis del proceso histórico, lo que hicieron fue condenar a unos y exaltar a otros.”
                                            Arturo Frondizi. El Movimiento Nacional

Ahora bien, ¿Por qué no tomar directamente lo que dicen los libros de historia?, ¿Por qué necesitamos aplicar la dialéctica a la vasta y diversa historiografía argentina?  Porque la misma está plagada de tendencias, de subjetividades e intereses. Las dos grandes corrientes, liberal y revisionista, caen en esa tendencia. No existe una historia objetiva que no haya desafectado elementos claves de nuestra identidad nacional. Por eso hay que implementar el instrumento dialectico para discernir y extirpar sus falacias revelando sus riquezas más ocultas.

“Nada puede escapar de las corrientes históricas. Ni el liberalismo ni la izquierda nacional han sabido resolver las Cuestión Nacional (tesis-antítesis). El integracionismo desarrollista debía ser la síntesis para resolver de manera definitiva los problemas nacionales.  Nunca fueron movimientos superadores ni integradores, sino críticos e irreconciliando, dividiendo en la doctrina lo que no puede estar dividido en la cotidianeidad: el destino del pueblo argentino.”
                                                        Rogelio Frigerio
Contraste con las interpretaciones populistas y liberales (análisis historiografico)
“Entre la clásica escuela liberal que interpreta la historia a través de una información deliberadamente parcializada y muchas veces falseada, y el revisionismo que asimismo juzga permanentemente a los protagonistas de nuestra historia con igual criterio, pero signo contrario, el integracionisimo propone y desenvuelve una nueva fórmula, Según ella, es preciso reconocer, en cada etapa de nuestro desarrollo, los factores que delinean nuestra actual personalidad como nación.”
                                     Marcos Merchensky- Las Corrientes Ideológicas.

Desapasionadamente, con el rigor de un método científico  y siguiendo el criterio fundamental del los objetivos nacionales que determinan el  “Que nos hace más Nación”, aquellos admirables intelectuales emprendieron tan ardua y valiosa tarea. Precisamente esta es la debilidad preexistente (la incapacidad de realizar un diagnostico y planificación certeros y rigurosos) que encuentran en los modelos liberales-populista que sistemáticamente alternan el gobierno del país. Frente a esa improvisación, viciada a veces de complicidad e inoperancia, es que elaboran y proponen este modelo metodológico.

“La rotación de los últimos años entre populismo y liberalismo tiene un común denominador: el mantenimiento de la vieja estructura y la incapacidad para diagnosticar los problemas de fondo. Por ello en sus gestiones tienen en común el estatismo, que en el caso del populismo se presenta con presunción de tener para ello fundamentos científicos y en el caso del liberalismo se practica en contradicción con sus propuestas. En ambos casos lo que se constata es una gran indigencia teórica para diagnosticar las causas de la crisis y para diseñar una política capaz de hacerle frente.
                                    Rogelio Frigerio- El Estatuto del Subdesarrollo

 

Unitarios y federales, una antinomia muy cara al proyecto nacional.
Unitarios y federales, una antinomia muy cara al proyecto nacional.

Es importante aclarar que se entiende que de alguna  manera los contrastes y las antinomias son sucesos naturales e incluso determinantes para la forja de las identidades: Se “es” en gran parte como contradicción a ese contraste. Así es que había unitarios, y una doctrina y una causa porque existía la causa Federal. El problema es cuando el asunto se desboca en pasiones descontroladas  y se fijan férreas posiciones que no permiten la evolución de la historia y que encuentran en la eliminación del otro la única manera de seguir adelante. La metodología desarrollista busca en cambio la síntesis, la resolución de las dicotomías en la superación de las mismas, en nuevas edificaciones propositivas que asimilen de una mejor manera la esencia de la cuestión nacional. (análisis historiografico)

“El desarrollismo se diferencia de esas postulaciones porque ha hecho un balance crítico de la historia económica argentina y de las diversas propuestas ideológicas que han pretendido explicar la realidad y actuar sobre ella. Así como hay un hilo conductor que hace comprensible todo el proceso histórico, también es posible constatar la creciente falta de respuesta a la crisis conforme ella se ha ido desenvolviendo e instalándose en el centro de la problemática nacional. Ya el debate de ideas -siempre necesario- tiene un eje de confrontación ineludible, constituido por el conjunto de los datos de la crisis, en muchos casos sin precedentes en otras experiencias conocidas.”
Rogelio Frigerio-  El Estatuto del subdesarrollo

Somos un medio de comunicación independiente y tu apoyo es fundamental para que seguir creciendo, mejorar nuestros contenidos y llegar a todos los rincones del país. Con un aporte mensual podés ayudar a que este proyecto sea sostenible en el tiempo. Hacete socio y construyamos juntos VD. Hacete socio

Comentá

Comentarios