Protagonistas: Edgardo Castello

*) Por Esteban Turcatti.

Resumen del capítulo del libro “Los gobernadores desarrollistas del ’58”  sobre la vida y obra de Edgardo Castello, primer gobernador constitucional de la provincia de Río Negro.

Semblanza

fundaciones_CastelloEdgardo S. N. Castello – así firmaba – era alto y delgado, prolijo en su aspecto personal, de voz fuerte, de inteligencia clara y temperamento inquieto. Tenía una cultura notable y gran capacidad de trabajo, que siempre puso al servicio del ideario desarrollista.

De trato franco y cordial, era sumamente respetuoso de las persona e instituciones, cualquier fueran sus ideas o posición política. Honesto, honorable, era sensible con los sectores sociales más postergados.

Cuando ejerció como primer gobernador constitucional de Río Negro, lo hizo con ecuanimidad y poniendo toda su pasión al servicio de la provincia. Su gran legado fue haberles dejado a los rionegrinos una unidad política en pleno funcionamiento, integrada por sus propios valores espirituales, culturales y materiales.

Datos biográficos

Edgardo Stéfano Nazario Castello nació en la ciudad de Viedma el 31 de diciembre de 1904. Era hijo de Arturo Miguel Lios Castello y de Elvira Emma Contín.

Sus estudios primarios los cursó en la Escuela N°1 de la ciudad de Viedma y los secundarios en el Colegio Internacional de Olivos, Provincia de Buenos Aires. En la Universidad Nacional de Buenos Aires y luego en la Universidad de La Plata cursó la carrera de abogacía, obteniendo el título en el año 1929. En esta época de estudiante universitario combinaba sus estudios con la práctica del fútbol, llegando a jugar en la reserva, y en oportunidades en la primera, del Club Platense.

Vuelto a su ciudad natal, instaló un estudio jurídico y simultáneamente ejerció la docencia en la Escuela Normal Mixta, dictando las materias de geografía e historia, donde en 1935 fue dejado cesante debido a sus convicciones políticas. En 1946 se incorporó a su estudio jurídico el Dr. José María Guido quien estuvo allí hasta 1958, año en que asumió su cargo de Senador Nacional

Ocupó la Asesoría Legal, ad-honorem, de la Municipalidad de Viedma.

Se desempeñó como abogado del Banco de la Nación Argentina, Sucursal Viedma, hasta 1951, fecha en que también fue dejado cesante por motivos políticos.

Luego de ejercer la gobernación, en 1962, Castello fue elegido Presidente del Colegio de Abogados de Viedma.

Se casó con Amelia Enraigas, con quien tuvo tres hijos: Susana, Edgardo y Arturo.

Falleció imprevistamente en la Capital Federa, el 14 de julio de 1964, a los 59 años de edad.

Trayectoria política

Edgardo S. N. Castello comenzó a militar en el radicalismo en 1930, en su ciudad natal, al día siguiente del derrocamiento de Hipólito Yrigoyen. Simultáneamente, actuó también en la vecina Carmen de Patagones (Provincia de Buenos Aires), ocupando diversos cargos en ambos comités. Se lo podría considerar como el heredero político de su tío materno Felipe Contín, destacado caudillo radical, yrigoyenista de Viedma y amigo personal de Don Hipólito.

Fue Convencional Provincial por el Partido de Patagones y en 1938 Secretario del Congreso de la UCR de los Territorios Nacionales.

En 1952 ocupó la Presidencia del Comité Provincial de Río Negro y en 1956 fue Convencional Nacional, desempeñando la Secretaría de la Convención Partidaria, presidida por Moisés Lebensohn, que reunida en Tucumán designó al Dr. Arturo Frondizi candidato a Presidente de la Nación, siendo desde mucho antes uno de los impulsores de esta postulación.

Producida la división del partido, Castello se dedicó a la organización de la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI) en su provincia, siendo el más importante referente del mismo.

El 23 de febrero de 1958 fue elegido primer gobernador constitucional de la Provincia de Río Negro.

Después de dejar el gobierno el 19 de marzo de 1962 fue elegido Presidente de la Junta Provincial del MIR, antecedente inmediato del Movimiento de Integración y Desarrollo (MID).

Gestión de gobierno

Castello asumió la gobernación con la carencia de normas legales e institucionales propias de un Estado autónomo. Debió entonces dedicarse de inmediato a esa tarea con la responsabilidad y la voluntad que lo caracterizaba.

Se destacan en su obra de gobierno la creación de la Caja de Previsión Social, de la Dirección de Provincial de Vialidad, del Consejo Provincial de Educación y del  Departamento Provincial de Aguas; también la sanción de ciertas leyes, iniciativa del ejecutivo provincial, como la ley de Obras Públicas, la Ley Electoral, la ley de Seguro de Vida y Seguro Obligatorio para los Agentes Públicos, la ley de Tierras Fiscales, la ley Orgánica de los Municipios y la ley Orgánica de la Policía; también la realización del proyecto para la instalación del puerto de aguas profundas en San Antonio Oeste

En el año 1960 se creó el Banco de Río Negro, hecho de fundamental importancia para el desarrollo económico de la Provincia, cuya Casa Central fue inaugurada el 28 de enero de 1961 con la Presencia del Presidente de la Nación,  Dr. Arturo Frondizi.

Merece una mención especial por su trascendencia económico-social, luego de 80 años de recurrentes reclamos de los vecinos del Valle Inferior, el estudio y proyecto de regadío, el cual finalizado se envió a la Legislatura para la creación del Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (IDEVI). Con este instrumento legal, Castello gestionó en los Estados Unidos, ante el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el crédito para financiar las obras. El proyecto fue elogiado por el Senado estadounidense por su preparación y por favorecer el desarrollo económico y por poner en producción intensiva a más de 75.000 hectáreas.

En el área de caminos, una vez creada la Dirección de Vialidad, se elaboró el Plan Vial a desarrollarse en el quinquenio 1959/1964. En marzo de 1960 se llamó a concurso público de títulos y antecedentes profesionales, para los estudios y proyectos de las rutas a convertir y que comenzaron con la ejecución de la ruta 1 tramo Viedma-Balneario El Cóndor, el acceso al Aeropuerto de San Carlos de Bariloche, la ruta 248 de Meridiano V a Guardia Mitre y el tramo de la Ruta “m” Arroyo Ventana-Los Beros. También se proyectaron y ejecutaron obras en caminos entre localidades del interior de la provincia y pavimentación dentro de las ciudades, se construyeron las pistas de aterrizaje del Aeródromo de Cipolletti y de Viedma, y se realizó una importante inversión en equipamientos para la Dirección de Vialidad.

En materia de energía eléctrica, se implementó un Plan para el Decenio 1961-1970, a fin de solucionar totalmente la carencia del fluido. Si bien el gobierno de Castello inició de inmediato la realización de las obras más necesarias, la provincia adquirió grupos electrógenos y los distribuyó en las localidades más necesitadas mientras se trabajaba en la solución definitiva.

En 1961 se procedió a habilitar el servicio de otras 12 localidades, llevando la potencia instalada de 4.918 kw en 1968, a 5.611 kw, en 1962, dotando así de servicio eléctrico a la totalidad de los centros urbanos de más de 400 habitantes.

En educación, el gobierno provincial debió efectuar reparaciones en las escuelas nacionales. Se crearon escuelas primarias en Bariloche, Genera Roca, Villa Regina y los Menucos. También los Colegios Secundarios: Normal, Industrial, Comercial y Bachillerato Agrario, en San Antonio Oeste, San Carlos de Bariloche, Cipolletti, Cinco Saltos, Viedma, Gral Roca y Villa Regina. Por la Ley N°23 se crearon 16 Escuelas Hogares.

En Enero de 1960 fue inaugurada la Colonia de Vacaciones Marítima, en el Balneario El Cóndor.

Se otorgaron subsidios a escuelas privadas y becas a estudiantes para seguir el ciclo universitario.

La Dirección de Cultura tuvo una intensa labor: se realizaron jornadas culturales, exposiciones, concursos literarios, se reorganizaron bibliotecas, se organizó el Primer Salón Provincial de Pintura, se organizaron conciertos y recitales de danzas clásicas de ballet.

En 1959 se creó el instituto de Investigación Científica.

En materia de Salud Pública, se habilitaron el Hospital Vecinal de Gral. Roca y se construyeron y habilitaron los Hospitales Rurales de Chichinales, de Luis Beltrán, de Los Menucos y Lamarque, las salas de Primeros Auxilios de Mainqué, Cerro Policía, Aguada Cecilio, Chipauquil, Ministro Ramos Mexía, Río Chico, Rucu Luán, Clemente Onelli, Ñorquincó, Cona Niyeo, Colonia Catriel, Contralmirante Cordero, Fernández Oro, El Cuy, Chimpay, Los Berros, El Caín, Colonia Juliá, Echaren y Pilcaniyen.

Se creó la Escuela de Enfermería, se dotó de ambulancias a los hospitales.

El gobierno de Castello dio impulso a la producción agropecuaria e industrial: apoyó el cultivo de fruticultura, del lúpulo y la industrialización del tomate, así como prestó apoyo fiscal y crediticia a la actividad vitivinícola.

Merece ser destacada la iniciativa del gobierno de Castello para constituir el Consejo Federal de Inversiones (CFI), concretado el 28, 29 y 30 de noviembre de 1959 en la ciudad de Bariloche, con la asistencia del Presidente de la Nación y de los gobernadores de los Estados Provinciales.

Honores póstumos

Al día siguiente de su fallecimiento, la Legislatura de la Provincia de Río Negro dispuso el nombre de “Gobernador Castello” al Aeropuerto de Viedma.

El Consejo Deliberante de Viedma impuso su nombre a una calle y medidas similares tomaron las Municipalidades de Gral. Roca, Cipolletti, Valcheta, Bariloche, Villa Regina y El Bolsón.

El Banco de la Provincia de Río Negro, por él creado, colocó su retrato en todas sus casas.

En 1972, la Municipalidad de Ingeniero Jacobacci dispuso designar “Gobernador Castello” al Colegio Secundario de la localidad.

En el año 1980 se descubrió un busto en el Aeropuerto de Viedma y en 1981 otro en la Plaza Primera Junta, de la misma ciudad.

En 1994, el Colegio de Abogados de Viedma impuso su nombre a la Sala de Conferencias.

En 1998, el cumplirse los 40 años del Primer Gobierno Constitucional, se descubrió una placa en el hall de ingreso de la Casa de Gobierno y otra en la antigua Municipalidad, en homenaje al Dr. Edgardo Castello.

También en el mismo aniversario, el Consejo Deliberante de Viedma le dio su nombre a un Barrio de Viviendas.

TurcattiEsteban Turcatti

Dirigente del Movimiento de Integración y Desarrollo

de Mar del Plata

.


Fuente: Libro “Los gobernadores desarrollistas del ’58”, de Esteban Turcatti (Ediciones Alfonsina, 2008)

Comentá

Comentarios