Los votantes del medio

Los votantes del medio se identifican con la moderación, son terreno fértil para una plataforma centrista con una propuesta de desarrollo superadora

votantes del medio
Una mujer en un centro de votación en Salta durante las elecciones presidenciales argentinas de octubre de 2015. / Javier Corbalan (REUTERS)

Las últimas elecciones dan una muestra clara de que el voto decisivo, el que inclina la balanza, es el de los votantes del medio. Tanto las legislativas como las presidenciales de 2013, 2015, 2017 y 2019 lo ponen de relieve. La mayoría de estos votantes son de clase media.

La clase media se referenció históricamente con la Unión Cívica Radical (UCR). También una parte de las clases populares. A partir de la renuncia de Fernando De la Rúa en 2001, esa representación disminuyó de manera sostenida y se dispersó en diferentes opciones electorales. Hasta 2015. La conformación del frente Cambiemos posibilitó que el partido centenario volviera al primer plano de la política nacional, pero a la hora de conformar el gobierno no tuvo el protagonismo que reclamaba.

Los votantes del medio no son leales. Ningún partido o dirigente posee esos votos ni puede transferirlos a discreción. El apoyo de un dirigente a otro no garantiza que sus simpatizantes acompañen ese respaldo. Los votantes del medio eligen la boleta electoral según sus conveniencias en el momento. Y la economía es el factor fundamental a la hora de tomar esa decisión. La crisis económica explica buena parte del comportamiento de los electores en las presidenciales que coronaron a Alberto Fernández.

Tras la implementación de la cuarentena obligatoria, la imagen del presidente Alberto Fernández alcanzó un máximo, con un respaldo superior al 80%. Ese apoyo se ha reducido en las últimas semanas, pero se mantiene en un nivel alto, del 55%. Esto no significa que Ferández pueda traducir esa imagen positiva en votos tangibles. La poca presencia pública de la vicepresidenta, Cristina Fernández, ayuda a consolidar este liderazgo.

Los analistas políticos identifican un segmento de entre el 10% y el 15% del electorado en la banda del medio. Es un número muy significativo para ganar una elección. Es una porción amplia de la sociedad que se mantiene independiente del votante duro macrista y kirchnerista, que habita la mitad de la sociedad argentina, golpeada económicamente y en su gran medida alejada de la política. Aún así, son los que definen las elecciones.

Los votantes del medio hoy, según las encuestas, se identifican con la moderación política. Puede apoyar al gobierno si obtiene buenos resultados o volcarse hacia otras opciones electorales, si la economía no arranca y la recesión continúa. Ese campo es terreno fértil para una plataforma centrista, con una propuesta de progreso y desarrollo superadora. Y que puede crecer.

El sector medio, sin embargo, también entraña una amenaza. Si la marcha de la economía continúa una curva descendente, la moderación puede tornarse desencanto político y revivir la consigna del “que se vayan todos”. Sobre esta base, puede surgir un partido o frente antisistema. Las experiencias en Europa, Estados Unidos o Brasil sirven de antecedente.


Somos un medio de comunicación independiente y tu apoyo es fundamental para que seguir creciendo, mejorar nuestros contenidos y llegar a todos los rincones del país. Con un aporte mensual podés ayudar a que este proyecto sea sostenible en el tiempo. Hacete socio y constuyamos juntos VD. Hacete socio

Comentá

Comentarios