fondos
El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, durante el discurso en el que cuestiona la quita de fondos, el 1 de diciembre de 2020. / TELAM

La quita de fondos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires deja al desnudo la carencia de ideas del Gobierno Nacional. Fue la única respuesta que encontró el presidente tras el amotinamiento de la policía bonaerense: sacarle a un distrito para darle a otro. Este avance del oficialismo ya tiene media sanción de Diputados. Para lograr la sanción, el Ejecutivo volvió a la política del látigo y la chequera. Nos retrotrae así a la época en la que los legisladores levantaban la mano a cambio de recursos para sus provincias. Una falta gravísima en el espíritu federalista y en el respeto de la ley de coparticipación. También es un pésimo antecedente: lo que hoy quitan a CABA, mañana pueden quitárselo a cualquier otra provincia.

El avance en los recortes de fondos se comenzó a gestar con un decreto presidencial. Fue avalado en el Senado, que es la Cámara de origen de este tipo de proyectos, y aprobado por Diputados con modificaciones. Por los cambios incluidos, el proyecto debe ser tratado nuevamente en la Cámara Alta. Igual el daño ya está hecho. Por la quita de recursos, el Presupuesto que el Ejecutivo porteño envió a la Legislatura prevé el congelamiento de la obra pública para todo 2021. Era uno de sus pilares. Introdujo además nuevos impuestos que, sumados a los del gobierno nacional, afectarán millones de bolsillos.

El proyecto tiene un objetivo político evidente, marcar la cancha al posible aspirante a la presidencia de la coalición opositora, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. El encargado del embate y la defensa de la quita de fondos fue el jefe de la bancada del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, Máximo Kirchner. Si había alguna esperanza de que el presidente, Alberto Fernández, llamara al diálogo y la unidad nacional, quedó sepultado con los ataques de Máximo Kirchner. Lo que sí dejó en claro el hijo de la vicepresidenta es que el enemigo es Rodríguez Larreta.

Rodríguez Larreta: diálogo y gestión

El ataque a Rodríguez Larreta es una reacción del Frente de Todos a las encuestas que lo muestran con una imagen muy positiva en todo el país. Tuvo, sin embargo, una consecuencia paradójica: lo posicionó de manera muy prematura en la carrera presidencial de 2023. Durante la pandemia, Rodríguez Larreta consolidó una imagen de buen gestor y disposición al diálogo. Además, el Frente de Todos identifica a CABA como un buen blanco para sus críticas: es un distrito poderoso en recursos y esquivo hace años al peronismo. Por eso Alberto Fernández habló de una ciudad “opulenta” y Cristina Kirchner cuestionó: “En Capital hasta los helechos tienen luz y agua”. La vicepresidenta lo dijo en La Matanza, el distrito más poblado de su bastión electoral, el conurbano bonaerense. 

Rodríguez Larreta sufrió las maniobras del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que moldeó el escenario para que los recortes se hicieran efectivos. Una golpe duro: Massa y Rodríguez Larreta son amigos desde hace años. El proyecto de ley sirvió también para el retorno de la política del látigo y la chequera. Se vio con claridad en Córdoba. El bloque de diputados que responde al gobernador Juan Schiaretti votó a favor de la quita de fondos a CABA. Córdoba necesita con urgencia cubrir un vencimiento de  600 millones de dólares este mes — la deuda total asciende a 2.200 millones de dólares— y un déficit de 25.000 millones de la Caja Previsional. Sin el auxilio nacional, Córdoba no podría hacer frente a sus compromisos.

Aunque Senadores apruebe la norma, como se prevé que ocurra, la cuestión no estará cerrada. Rodríguez Larreta anticipó que presentará una demanda por inconstitucionalidad a la Corte Suprema, que ya avisó que se tomarán su tiempo y esperará que la ley salga del Congreso y sea promulgada. El anuncio de la denuncia, fue una puesta en escena que el jefe de gobierno porteño aprovechó para subir el tono en su discurso. Mediante una conferencia de prensa expuso las “decisiones arbitrarias” de la Casa Rosada y señaló que la quita se trata de un tema netamente político electoral. Tal vez el hecho más notable es que supo alinear detrás de su reclamo a toda la oposición en rechazo al recorte.


Somos un medio de comunicación independiente y tu apoyo es fundamental para que que este proyecto sea sostenible y siga creciendoHacete socio y construyamos juntos Visión Desarrollista.

x ,

Hacete socio  

x
x

Comentá

Comentarios