Edición N° 1: Giménez Rebora

    Miércoles 20 de mayo de 2015, Buenos Aires. Domicilio particular de José Giménez Rébora, Barrio de Belgrano.

    Giménez Rebora: “El poder político se origina en la sociedad”

    Entrevistamos al Dr. José Adolfo Giménez Rebora quien nos compartió su lectura sobre los orígenes del desarrollismo, la base de sus ideas, la industrialización, la...

    Sobre José A. Giménez Rebora

    José Adolfo Giménez Rebora nació en Rosario en 1941. Se recibió de Abogado en la Universidad Nacional del Litoral (UNL), en 1963, y de...
    frondizi

    El pensamiento esencial de Frondizi

    He dicho –y he escrito alguna vez- que los cuatro puntos del radicalismo de 1892 eran imprescindibles para definir a un gobernante demócrata, republicano...

    ‘Vigencia del Desarrollismo’, libro de José A. Giménez Rebora

    En el año 1986 Arturo Frondizi realizó una gira por Asia, visitando Japón, la República de Corea, la República Democrática de Corea y la...
    Industria

    Sin Industria no hay Nación

    Hablar de desarrollismo es hablar de industrialización. Una Argentina desarrollada e inclusiva requiere de una industria nacional.
    desarrollo

    ¿Cómo financiar el desarrollo?

    *) Por Francisco Uranga | @PatxiUranga “Lo que habría que estudiar hoy en el orden económico es cómo financiamos la integración y el desarrollo”, sostuvo...

    El presidente Arturo Frondizi

    Reseña biografica del presidente Arturo Frondizi por Félix Luna
    Revista Qué: "Industria Argentina",Documento de campaña de Arturo Frondizi 1957

    “Industria argentina y desarrollo nacional”

    Artículo de campaña en la Revista Qué (1957) desde el cual Arturo Frondizi declama su compromiso y determinación en pos de la industrialización nacional. "La Argentina no puede quedar al margen de esa tendencia universal, pues ello importaría su autodestrucción, su suicidio económico."

    Discursos: “La ley sobre la fuerza”

    Discurso de Arturo Frondizi en la Suprema Corte del Japón. 15 de diciembre de 1961, Tokio. Señores Ministros: En estos breves días en que he convivido...